La piel seca es muy común durante el embarazo. Sugiero tratar la tuya con un baño templado y una o dos gotas de aceites esenciales, que te ayudarán a calmar los dolores y molestias del embarazo. Puedes utilizar aceite de lavanda, la cual ayuda a regenerar la piel.

Una vez seca, estimula la humedad natural de la piel con una loción corporal llena de ingredientes naturales como miel y aceite de coco. Y por último si exfolias tu piel hazlo con gentileza una vez a la semana con un exfoliante  con sal.

cuidados de la piel durante el embarazo